11.1.07

VISTO DESDE FUERA














Enero consume una noche de verano.

Vencerse a lo obvio sería el peor regalo para la sutileza de tus aristas.
Mucho mejor así...

Solamente:
¿cómo sabrán tus amantes que tu avión no se ha estrellado?

8 comentarios:

maria dijo...

la sutileza de tus aristas, me gusta eso...

simpre he pensado qué pasaría si me arrollara un coche, quizá la gente ni se enteraría.

K dijo...

Yo llegué a la conclusión de que con suerte si te pasa un viernes o un sábado alguien se enteraría.

L'altra luna dijo...

Hace tiempo me preguntaba qué pasaría con las cosas que me quedan por resolver si de repente muero. Metafísica pura. Me encanta.

eidaN dijo...

Todo el mundo lo ha pensado alguna vez.

La cuestión está en acostumbrarse a vivir con eso, como con la diabetes, o con las gafas ;).

maria dijo...

como con las gafas???

dios, que comparacion, la incertidumbre en torno a la muerte y la miopia... extraña pareja.

Ignominia dijo...

¿Cómo lo sabrán?...

Nacho Montoto dijo...

Convencerse y afrontar, muy bueno lo de las aristas.

Ignominia dijo...

No, no nos conocemos, sólo te he visto un par de veces en Underground.